¿Para qué sirve el mantenimiento web?

Muchas personas se preguntan para qué sirve el mantenimiento web. Algunas incluso creen que el coste que eso supone es un dinero mal invertido o un dinero que podría dedicarse en otra parte que les aportase más beneficios directos. Esta visión es errónea, puesto que el mantenimiento web es imprescindible para detectar errores de estructura, diseño y usabilidad de la página que afectan negativamente nuestro posicionamiento web. 

El mantenimiento web incluye todas aquellas acciones preventivas o correctivas que nos permiten detectar y corregir errores o disfunciones que afectan de forma negativa el posicionamiento de nuestra página. Apostar por el mantenimiento web es como llevar el coche al taller mecánico de forma periódica: es esencial para garantizar que todo está en orden y que funciona correctamente.

Toma nota de para qué sirve el mantenimiento web

El mantenimiento web es útil para:

  • Corregir errores de diseño, contenido y usabilidad.
  • Favorecer el posicionamiento orgánico de la web.
  • Garantizar que la experiencia de usuario sea óptima.
  • Generar más oportunidades de conversión, es decir, más clientes.
  • Garantizar que la información de tu empresa y tus clientes está segura. Hoy en día, la ciberseguridad es un factor muy importante y que tú puedas garantizar a tus clientes que sus datos están en buenas manos es esencial.

Ejemplos concretos de situaciones que se pueden resolver con el mantenimiento web

  • Podemos detectar si hay algún virus en tu página web, sacarlo y arreglar todo lo que haya podido estropear para garantizar que las personas que llegan a tu web puedan navegar en condiciones óptimas. 
  • Detectamos aquellos enlaces de la web, tanto internos como externos, que están rotos y que pueden hacer que los usuarios decidan dejar de navegar por nuestra web porque no es ágil. Además, eso también penaliza el posicionamiento SEO.
  • A veces, las páginas web cargan más lentas de lo que deberían y el usuario, cansado de esperar, decide irse. Pues eso con el mantenimiento web se arregla: corregimos los tiempos de carga lentos, aumentamos la velocidad y mejoramos el posicionamiento orgánico.
  • Seguro que conoces alguien a quien “le ha petado la web” y ha tenido que empezar de cero porque no tenía copias de seguridad. Eso con el mantenimiento web no pasa: se hacen copias de seguridad diarias para poder recuperar la información en caso de pérdida. 
  • Si a una web “no se le hace nada más” desde el momento en que se publica, irá quedando obsoleta y perdiendo funcionalidades. No obstante, si se le lleva a cabo un mantenimiento web adecuado, se puede alargar su vida útil en condiciones óptimas. 
  • Con el mantenimiento web se pueden detectar las página que necesitan una mejora para continuar posicionando de forma óptima.

Ahora que ya sabes todos los quebraderos de cabeza que puede ahorrarte apostar por el mantenimiento web, contacta con What! Marketing y te explicaremos qué podemos hacer por ti.